Comenzar a leer un nuevo libro de la Biblia se siente increíble. Pero, seamos honestas, cuando llegamos a Levítico, nuestra lectura bíblica para. Muchas veces es complicado comprender qué está pasando y cómo se relaciona la historia con nuestra vida. ¡Incluso los nombres son difíciles de leer!, ¿no es así? Sin embargo, hermana, ¡no es momento de desistir! ¡Levítico es un libro maravilloso! Habla de nuestro llamado en Cristo: ser puros y santos, así como Él lo es (Lv 11:44, 20:26; 1 P1:16). Aunque no lo creas, Levítico es fundamental para nuestra vida como cristianas. 

Nos recuerda que un Dios santo requiere hijas santas, y nos ofrece una visión fascinante del corazón de Dios al restaurarnos del pecado. 

Anteriormente, vimos a Moisés y a los israelitas construir el tabernáculo donde habitaría la presencia de Dios. En ese momento, quien entrara y estuviera en contacto con Él sin estar limpio, moriría. Por supuesto, como todos estaban llenos de pecado, incluyendo Moisés, ninguno podía entrar. Recordemos que Dios es misericordioso, por lo tanto, en Levítico le dio a supueblo la ley para que pudiera acercarse a Él sin temor a morir. 

Todo el libro de Levítico se puede resumir en el siguiente versículo: “Me serán santos, porque yo, el Señor, yo soy santo, y los he separado de los pueblos para que sean míos” (Lv 20:26). A través de este libro, Dios llama a su pueblo a ser santo. Los israelitas tendrían una relación con Dios al ser separados para Él. La comunión que tendrían los diferenciaría de los otros pueblos, y así mostrarían a las demás naciones la bondad y la santidad de Dios.  Para lograrlo, el Señor necesitaba explicarles cómo llevar una vida en santidad. Este, hermana, es el tema central de Levítico. 

Levítico se divide en siete secciones principales. Cada una de ellas le muestra a Israel cómo llevar una vida en santidad. Los capítulos 1 al 7 y del 23 al 27 hablan sobre diferentes rituales que debían de llevar a cabo. En la siguiente sección, del capítulo 8 al 10 y del 21 al 22, predomina el tema del sacerdocio. Los capítulos que continúan, del 11 al 15 y del 17 al 20, tratan sobre las leyes de pureza. Finalmente, en medio de Levítico, en los capítulos 16 al 17, encontramos una nueva festividad: el Día de la Expiación. Este tipo de estructuras paralelas y repetidas son usadas en toda la Biblia. ¡A mí me encantan! En ellas podemos encontrar la idea principal. En esta ocasión, hermana, esta fiesta nos señala a Cristo. 

Dios le dio a Israel los requisitos necesarios para realizar los sacrificios de animales. Es importante resaltar que, a diferencia de los rituales que hacían los pueblos paganos que rodeaban al pueblo de Israel, estos sacrificios no buscaban obtener el favor de Dios. Por el contrario, era una respuesta de Dios a su propio pacto con Israel. No eran ellos quienes establecían un sistema para estar cerca del Señor, era Dios quien le daba a su pueblo la oportunidad de restaurar su relación con Él. Así es Dios, misericordioso y confiable. 

Una vez que su relación era restaurada a través de los sacrificios dados por la ley, podían acercarse a Dios en agradecimiento por su bondad, misericordia y amor. Los sacrificios de animales no fueron los únicos procesos por los que lograron acercarse a Dios. Dependiendo el tipo de pecado que habían cometido y que provocaba la ruptura de su relación con Él, les ordenó hacer ofrendas de granos y ofrendas quemadas.  

Conforme continúes tu lectura, verás que Levítico no solo trata de sacrificios, también fueron instituidas por Dios algunasfestividades. La Pascua, como vimos en Éxodo, hace referencia al Cordero de Dios: Jesús (Lv 23:5). La Festividad de los Panes sin Levadura simboliza nuestro santo caminar con Dios (la levadura es generalmente usada en la Biblia como un recordatorio del pecado) (Lv 23: 6). La Festividad de la PrimeraCosecha es una celebración en la que Israel reconoce que el fruto de su tierra proviene de Dios y no de sí mismo (Lv 23:10-11). También nos recuerda que Jesús fue el primer fruto cuando resucitó. El Festival de Pentecostés tenía lugar 50 días después de las primicias; en ella se regocijaban por la cosecha de Dios(Lv  23:17). Esta festividad coincide con el momento en el que el Espíritu Santo descendió y hubo, desde entonces, cosecha de hombres (Hch 2:3). En la Festividad esta las Trompetas Israel debía dejar de cosechar e ir inmediatamente a adorar al templo(Lv 23:24). La Fiesta de la Expiación, de la cual hablaré un poco más a continuación, también fue dada por Dios en este tiempo. Por último, en la Fiesta de los Tabernáculos se celebraba el refugio que Dios les proporcionó en el desierto  (Lv 23:34). Esta fiesta también nos señala la primera venida de Jesús y su reino: “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros…” (Jn 1:14); “He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios” (Ap 21:3). Como mencioné antes, en medio de Levítico se encuentra la Fiesta de la Expiación. Te la explicaré detalladamente para que puedas ver cómo la Biblia, una vez más, siempre apunta a Jesús.

Los israelitas llevaban su vida con normalidad, pero, como seres caídos, cometían pecado tras pecado. Había quienes realmente no sabían que estaban pecado (pecados de omisión), otros lo sabían, pero no dedicaban tiempo para hacer los sacrificios adecuados (pecados de comisión). Como sabemos, Dios buscaba tener una relación con ellos, así que cada año les daba la oportunidad de ser perdonados. Para esto, el sumo sacerdote debía ofrecer dos cabras. Recordemos que él era el único que podía entrar al tabernáculo. Comenzaba matando a la primera cabra y su sangre era ofrecida en el centro donde habitaba la presencia de Dios. En este sacrificio, la sangre ofrecida simbolizaba el pago de los pecados que habían cometido. Los castigos que merecían recibir por todos los pecados que cometían eran perdonados en el sacrificio de la cabra. Sus pecados habían sido pagados y, en consecuencia, se reconciliaban con Dios. ¿No te recuerda al pago que hizo Jesús en la cruz por nuestros pecados? ¡Si por fe confías en el pago de tus pecados hecho por Cristo en la cruz, tienes el perdón! ¡La expiación de tus pecados fue hecha en Jesús!

Retrocedamos un poco, ¿qué sucedía con la otra cabra? Bueno, la fiesta tenía una segunda parte. El sacerdote ponía sus manos sobre la segunda cabra y confesaba todos los pecados de la nación. ¡Qué impactante!, ¿no te parece? Esto simbolizaba que todos los pecados de la nación estaban ahora en la segunda cabra.  Esta cabra, el chivo expiatorio, era expulsada fuera del campamento hacia el desierto, mostrando que Dios había quitado por completo el pecado de Israel. ¡Increíble! Cristo fue crucificado fuera de la ciudad, en Gólgota, no por coincidencia,sino porque Dios quería mostrar sin lugar a dudas que quitó el pecado por completo de nuestras vidas.

Dios designó sacerdotes en largas listas de nombres que posiblemente no escogerías para tus hijos. Ser sacerdote era algo verdaderamente importante. Eran personas elegidas específicamente para ir a la presencia de Dios. Los estándares de pureza que debían cumplir eran altísimos. El Señor les dijo todo lo que debían hacer, desde cómo lavarse hasta cómo vestirse. Si no los seguían y se presentaban ante Dios, podían morir. 

Finalmente, Dios les da leyes de pureza. Puede que encuentres algunas leyes raras o que parezcan irrelevantes. De la misma manera que sucede con nuestros pecados, en aquel tiempo era de suma importancia saber en qué estado se encontraban (limpios o inmundos), ya que eso afectaría la posibilidad de tener o no comunión con Dios. Además, Dios los guío para permanecer limpios. Para nosotras esto es vital. Hemos podido ver cómo se ve afectada nuestra relación con Dios por el pecado. ¡El arrepentimiento es nuestra única opción!  Dios estaba preocupado por la moralidad de Israel, por los problemas de justicia social y por los conflictos familiares.  El objetivo de las leyes era que, al igual que ahora, su pueblo entendiera cómo debía funcionar la sociedad. A Dios no solo le interesa tu vida espiritual, le interesas tú en todos tus aspectos;  tus problemas físicos, relacionales, sociales, ¡todo! Dios tiene un plan completo para tu vida.  

No podemos terminar este estudio de Levítico sin hacer una breve pausa y señalar la meta-narrativa de la Biblia. Nuevamente, Dios nos muestra que, debido a la corrupción, somos absolutamente insuficientes para llegar a tener una relación con Él por nuestra propia cuenta. Cualquiera que entre en contacto con Él sin ser santo, morirá. Dios es santo y el pecado no puede permanecer en su santa presencia.  De nuevo, hermana, aquellos que dicen que le dirán a Dios “esto” y “aquello” al morir, déjame decirte que no podrán ni pararse frente a Él; serán expulsados de su santa presencia. Debemos reconocer que necesitamos a Jesús. En Levítico Dios instauró rituales, leyes y sacerdotes que únicamente nos muestran a aquel que puede lograr el perdón completo y eterno de nuestros pecados: ¡Jesucristo! Hermana, te lo repito, ¡no desistas! ¡Levítico es un libro increíble! El plan supremo de redención de Dios para la eternidad es evidente. Así como nuestros hermanos del pasado, mantengamos la fe sabiendo que Jesús lo ha pagado todo.

VIVE
1. ¿Qué significa que Dios quiera que seas santa?
2. ¿Por qué crees que Dios dio tantas leyes?  
3. ¿Consideras que es porque quería arruinar la diversión para Israel, o piensas que Dios quería que Israel viviera una vida al máximo?  
4. ¿Cómo aplicas la idea de la pregunta dos a los mandamientos que Cristo nos ha dado?

LIDERA 

5. ¿Cómo puedes explicarle a alguien que piensa que los cristianos somos legalistas la razón de tantas leyes?

Salime

Salime

Soy Salime, la fundadora de Reformadas. Soy originaria de la CDMX. Ahí nací. Ahí crecí. Ahí conocí a Cristo. Y de ahi me saco Dios para llevarme a una gran aventura a Su lado. Por su gracia, Dios me ha permitido entender la importancia de conocerlo a través de Su Palabra y es por eso que funde Reformadas. A fin de que tu como yo, lo conozcas y aprendas a atesorar a Cristo a través de La Biblia y que así, juntas compartamos el gran mensaje de esperanza en Él a todas las naciones.

Leave a Reply

Join our Community

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

You have Successfully Subscribed!

SE PARTE DE NUESTRA COMUNIDAD

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias

You have Successfully Subscribed!