Hace poco salió un programa en YouTube llamado “Just GoodNews” (“Solo buenas noticias”). En un mundo lleno de negatividad, lo que menos queremos escuchar son noticias malas, ¡qué deprimente! Es por eso que, a toda costa, buscamos llenar nuestra mente de cosas positivas. Generalmente, lo mismo pasa en la iglesia. Nos encanta hablar del amor de Dios, de su misericordia y de su perdón, pero el tema de la ira mejor ni lo tocamos. ¡Vaya!, ¿¡cómo puede un Dios amoroso manifestar furor!? Hemos aceptado una versión falsa y barata de la gracia de Dios que asegura que, si Él es amor (que sí lo es), no puede demostrar enojo. Sin embargo, debido a que Él es santo, el pecado no puede existir en su presencia; es una afrenta contra su ser.  Este libro nos ayuda a entender que, con el propósito de protegernos, el amor de Dios surge de su ira.

Nahúm profetizó la caída de uno de los peores enemigos de Israel: Asiria (Nínive).  Recuerda que los asirios eran conocidos por ser verdaderamente agresivos con sus enemigos y por haberse engrandecido debido a sus victorias.  En 2 Reyes puedes ver que la violencia era una de sus características principales.

El libro inicia narrando una visión que Dios le dio a Nahúm (similar a la de Miqueas). En ella, Dios manifestó todo su poder e ira. Terremotos, truenos y destrucción; la creación escondiéndose de su presencia. Dios juzgaría todo mal; su santidad no tolera el pecado, la maldad ni la injusticia. Hermana, es importarte recordar que la ira no es un atributo de Dios, sino una manifestación de su santidad. De hecho, Nahúm 1: 3a dice: “El Señor es lento para la ira y grande en poder, y ciertamente el Señor no dejará impune al culpable”.  Este versículo es una versión corta de Éxodo 34: 6-7,  cuando Dios se le apareció a Moisés en el monte Sinaí justo después del fiasco del becerro de oro. 

El juicio que Dios planeó para Israel era justo. La razón por la cual Dios es lento para manifestar su ira es porque, constantemente, nos da la oportunidad de arrepentirnos y  cambiar nuestro camino. Incluso envía personas específicas que nos muestran la santidad del Señor, las consecuencias del pecado y un plan para evitarlas.  Los ninivitas, por ejemplo, quienes por siglos fueron agresivos, se arrepintieron a través del sermón de Jonás. Desafortunadamente, al rebelarse una vez más, no pudieron evadir el juicio de Dios. Hermana, el mensaje es muy claro. Al igual que ellos, Dios nos da la oportunidad de arrepentirnos. ¡Es ahora! Mientras haya vida, hay esperanza. No esperemos al día del juicio final cuando ya no habrá vuelta atrás. 

El capítulo uno describe el juicio sagrado y la ira de Dios en contraste con su perdón y amor hacia aquellos a quienes Él conoce y se refugian en Él (Nah 1:7). La pregunta es, ¿cómo nos refugiamos de su ira? ¡A través de Jesús! Sabemos que el pecado, que es completamente opuesto a la santidad de Dios, requiere juicio. Jesús tomó el castigo que tú y yo merecíamos y lo pagó en la cruz. Fue por su sangre que tu pecado fue pagado. Cuando por fe creemos en el sacrificio de Cristo y en la gracia de Dios, reconocemos que Él es nuestro refugio. Sin embargo, aquellos que no abrazan el regalo de la salvación enfrentarán el justo juicio de Dios. Hermana, Dios nos da la oportunidad de entender la gracia que se nos ha sido otorgada cuando entendemos su ira frente a la magnitud de su santidad. Es necesario que tengamos una comprensión completa del juicio del que hemos sido salvadas y, solo así, entenderemos el amor de Dios. 

A excepción del resto del libro, el capítulo uno no habla de la caída de Asiria. De hecho, en ningún momento se menciona. En cambio, Nahúm nos enseña que, eventualmente, el juicio de Dios se hará realidad en todos los que no se refugien en Él. La caída de Asiria es finalmente presentada en el capítulo dos. De forma muy descriptiva, Nahúm narra cómo sucedió. Todas las líneas de defensa contra Babilonia fallaron hasta que Asiria fue saqueada y destruida por completo.  Por último, el capítulo tres es una acusación en contra de Asiria. Los asirios siempre fueron practicantes de la injusticia, por lo que el juicio los estaba esperando desde hacía ya mucho tiempo. Cuando Babilonia destruyó a Asiria, ninguna otra nación mostró compasión o tristeza, sino alegría (Nah 3:19b). Así es como finaliza este libro. 

Para concluir, ¿qué lección encierra el libro de Nahúm?  Bueno, que cuando la paciencia de Dios se agote, su ira es manifestará, pues su santidad no soportará el pecado en ninguna de sus expresiones.  Todo el pecado, absolutamente todo, enfrentará las consecuencias del justo castigo de Dios. La primera parte de Romanos 6:23 dice que paga del pecado es muerte. Esto quiere decir que el pecado merece ser castigado, y ese castigo es la muerte eterna. Pero, hermana, Dios ha abierto una puerta para salvarnos de su juicio. La segunda parte de Romanos 6:23 lo dice: “…pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús nuestro Señor”. ¡Qué gran noticia! En Jesús podemos encontrar el refugio de la ira de Dios. En Él estamos protegidas no porque lo merezcamos, sino porque, en su amor, Cristo pagó la deuda. Fue gracias a ese pago que Dios permanece  justo y muestra su amor a aquellos que se refugian en Él. Hermana, aunque puedas sentir miedo al escuchar sobre la ira de Dios, debes fijar tu mirada en la gran noticia de la gracia que se te ha sido otorgada. ¡Lo que viene será mejor todavía!

VIVE

1. ¿Cuál es la importancia de entender la ira de Dios en relación con su santidad? ¿Qué impacto tiene esta verdad en tu vida?

2. ¿De qué manera te ayuda el libro de Nahúm a entender la gracia de Dios a través de Cristo?

3. Después de haber leído este libro, ¿de qué manera percibesel sacrificio de Jesús en la cruz?

LIDERA

1. Usando versículos de Nahúm, explícale a alguien que no conoce de Cristo el juicio justo de Dios y su regalo de salvación.

Salime

Salime

Soy Salime, la fundadora de Reformadas. Soy originaria de la CDMX. Ahí nací. Ahí crecí. Ahí conocí a Cristo. Y de ahi me saco Dios para llevarme a una gran aventura a Su lado. Por su gracia, Dios me ha permitido entender la importancia de conocerlo a través de Su Palabra y es por eso que funde Reformadas. A fin de que tu como yo, lo conozcas y aprendas a atesorar a Cristo a través de La Biblia y que así, juntas compartamos el gran mensaje de esperanza en Él a todas las naciones.

Leave a Reply

Join our Community

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

You have Successfully Subscribed!

SE PARTE DE NUESTRA COMUNIDAD

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias

You have Successfully Subscribed!