Los choques culturales son conocidos como las experiencias que vive una persona dentro de una cultura diferente a la propia y que le causan impacto. La forma de hablar, los ingredientes para cocinar, las tradiciones, los valores… puede ser cualquier cosa. Al inicio, lo desconocido puede causar confusión o temor, sin embargo, al entender por qué las cosas se hacen de cierta manera, es mucho más sencillo adaptarse a ellas. No vas a creerlo, pero dentro de la historia del nacimiento de Jesús hubo un choque cultural maravilloso cuando el cielo descendió a la Tierra a enseñarle a adorar a Cristo. Al principio fue desconcertante, pero concluyó de manera increíble. ¡Veamos qué fue lo que sucedió! 

Cerca de Belén, ciudad donde nació Jesús, se encontraban unos pastores cuidando de sus rebaños (Lc 2:8-20). Aquel día, mientras los pastores hacían su trabajo, un ángel del Señor se les apareció sorpresivamente. ¡¿Te imaginas?! La Biblia dice que la gloria deDios rodeó a los pastores con el resplandor del ángel. El ángel les pidió que no temieran, pues llevaba buenas nuevas: la profecía del nacimiento de Jesús se había cumplido (Miq 5:2). La profecía fue dada cinco siglos antes de que sucediera, y estos pastores fueron elegidos para ser los primeros en recibir la gloriosa noticia. Repentinamente, a la escena se unió una multitud de huestes celestiales. ¡Ángeles que habitan en el cielo delante de la presencia de Dios y que le alaban todo el tiempo vinieron a la Tierra a adorar a Jesúsjunto a los pastores! Lucas 2:14 LBLA dice que cantaban lo siguiente: “Gloria a Dios en las alturas, y en la Tierra paz entre los hombres en quienes Él se complace”.  

Los pastores vivían un momento histórico en el que cada día se escuchaban malas noticias: abusos por parte del gobierno, impuestos que pagar, servilismo y más. Estos pastores pertenecían a un estatus social bajo. Ellos debían cuidar bien a sus ovejas, ya que había muchos pastores ladrones. Esto los convertía en personas de poca confianza ante la demás gente del pueblo. Entonces, ¿por qué Dios no escogió a reyes, príncipes, líderes, profetas o sacerdotes para anunciar por primera vez el nacimiento de Jesús, la noticia esperada por tantos años? Porque Dios no hace acepción de personas. Además, esto también nos recuerda que Jesús sería un pastor. Él prometió dar su vida por las ovejas de su rebaño y pastorearnos con un corazón recto. 

No sé qué es lo que más me impresiona de este relato de la Biblia, que los pastores hayan presenciado la adoración de los ángeles o que los ángeles hayan tenido que regresar al cielo sin Jesús, una persona de la Trinidad. ¡Debió ser impresionante! Por los siglos de los siglos lo adoraron en el cielo y ahora Cristo se quedaría entre su creación. No puedo evitar emocionarme al ver que este glorioso suceso fue presenciado por unos simples pastores. Ellos sólo sabían adorar a Dios a través del sistema ceremonial que se llevaba a cabo en el templo y que era dirigido por los levitas. Ahora, estaban siendo parte de una alabanza angelical; los ángeles les estaban enseñando una nueva expresión de adoración. ¡Debió ser emocionante! ¡La manera en que los ángeles adoraban a Jesús era desconocida para ellos! 

Después de tan impactante espectáculo, los pastores decidieron ir a Belén y ver con sus propios ojos lo que se les había dicho. Fueron a toda prisa y encontraron a Jesús, a María y José justo como el ángel se los anunció. Cuando lo vieron, dieron a conocer que la profecía había sido cumplida. (Lc 2:15-18). Al escucharlos, la gente creyó en ellos, ¡las personas menos fiables del pueblo! Los pastores regresaron glorificando y alabando a Dios por lo que habían visto y oído.

La noche en que nació Jesús no fue una noche normal. Jesús necesitaba un recibimiento especial y Dios movió el corazón de la gente para celebrar el inicio del cumplimiento de la gran promesa. Por causa de Jesús, dos mundos se unieron para alabarlo: el cielo y la Tierra.

Alabemos a Dios, ¡nos es necesario! En la alabanza hay gran gozo y paz. La alabanza aleja las cargas y fortalece nuestra fe. En la próxima celebración de Navidad, cantemos acerca de lo amoroso que es con nosotras en todo tiempo, en todo lugar y bajo cualquier circunstancia. Así como lo hicieron los pastores, ¡unámonos al cielo y adoremos al Rey! 

APRENDE

Lee Lucas 2:8-20

1. ¿Qué hacían los pastores cerca de Belén la noche que nació Jesús?

2. ¿Qué evento presenciaron los pastores que los llenó de temor?

3. ¿Cuáles fueron las buenas noticias que recibieron los pastores de parte del ángel?

4. ¿Qué hicieron los pastores después de escuchar estas noticias?

5. ¿Cuál fue la influencia de los pastores sobre las demás personas?

VIVE

1. ¿Recuerdas el momento en donde tu tuviste tu primer encuentro con Jesús?¿Recuerdas la primera vez que entonaste una alabanza a Dios junto a otros creyentes? ¿Qué significaron estos momentos para ti?

LIDERA

1. En esta historia bíblica encontramos la primera canción de Navidad entonada por los ángeles y los pastores. Te animo a que, en esta época navideña, escuches canciones alusivas a la época sobre el nacimiento de Jesús y lo adores como lo hicieron ellos. 

2. Dedica un tiempo en familia esta Navidad para alabar juntos a Dios entonando una o más canciones cuyas letras alaben y glorifiquen a Jesús.

Reformadas

Reformadas

Soy Salime, la fundadora de Reformadas. Soy originaria de la CDMX. Ahí nací. Ahí crecí. Ahí conocí a Cristo. Y de ahi me saco Dios para llevarme a una gran aventura a Su lado. Por su gracia, Dios me ha permitido entender la importancia de conocerlo a través de Su Palabra y es por eso que funde Reformadas. A fin de que tu como yo, lo conozcas y aprendas a atesorar a Cristo a través de La Biblia y que así, juntas compartamos el gran mensaje de esperanza en Él a todas las naciones.

Leave a Reply

Join our Community

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

You have Successfully Subscribed!

SE PARTE DE NUESTRA COMUNIDAD

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias

You have Successfully Subscribed!