Cada vez que vemos una película apocalíptica nos asustamoscon solo pensar en el fin del mundo; caos, violencia, desastres naturales y millones de personas muriendo. Solo es cuestión de que la película finalice para relajarnos, pues sabemos que es ficción. Pero, ¿qué pasaría si te dijera que la realidad del Día del Señor será mucho peor que lo que las historias del cine cuentan? ¡No podemos engañar a nadie! Nos encanta el amor, el perdón y la gracia que tanto describe la Biblia; no tenemos ningún problema en adoptar la parte bonita de la Palabra de Dios. Pero,¿qué hay de las pruebas? Esa parte la evitamos. Sin embargo, hermana, nuestra vida misma está llena de juicios y tribulaciones, y debemos entender que no tienen el propósito de destruirnos, sino de purificarnos. Es a través de ellos que Dios nos da la oportunidad de arrepentirnos y acercarnos a Él. A pesar de que la temática principal del libro de Sofonías es el juicio final, el autor termina señalando la inquebrantable esperanza que tenemos en Cristo.  

Sofonías era bisnieto de Ezequías.  Esto significa que fue cercano al círculo político y religioso de Jerusalén. Sofonías no solo tuvo la oportunidad de ver los acontecimientos históricos de Israel, sino que conoció de cerca a los líderes, a los actores de su época. Fue profeta durante el reino del Josías, quien fue un buen rey hasta que su orgullo lo llevó a una muerte lamentable. Sofonías vivió en el Reino del Sur décadas antes de que sus habitantes fueran llevados cautivos por Babilonia a causa del juicio de Dios (2 Re 22-23). Debido a la proximidad de Sofonías con el gobierno, supo muy bien que, a pesar de que Josías había formulado reformas apegadas a la ley de Dios, había líderes políticos y religiosos que se oponían y continuamente desobedecían arrastrando a otros a la idolatría. ¡Vaya, Sofonías los conocía por nombre! Dios le reveló el juicio que sufrirían los israelitas como consecuencia de su pecado, y él se encargó de advertirles.

La primera parte del libro se centra en el juicio que Judá y Jerusalén estaban a punto de enfrentar. Nadie se escaparía. Dios extendería su mano contra los habitantes de Israel y juzgaría a los sacerdotes idólatras que no buscaban al Señor (Sof 1:6).  El escenario es el de una película apocalíptica; destrucción total. Aunque Sofonías no mencionó cuál sería la nación que Dios usaría para juzgarlos, sabemos ya que Babilonia los invadiría para después llevarlos en cautiverio. 

La segunda parte (Sof 1:7-3:8) trata sobre el Día del Señor, que será un gran juicio contra todas las naciones enemigas de Judá. Lleno de amargura e ira, angustia y llanto, ruina y devastación, ¡será un día aterrador! (So 1:14-16). Pero, hermana, es justo y necesario. El pecado debe ser juzgado. Dios derramará su indignación y su ira ardiente, y toda la Tierra será consumida (Sof 3:8). El panorama es espantoso, sin embargo, Sofonías pudo ver que, en medio de todo el caos, quien se humillara, obedeciera los mandatos de Dios y buscara la justicia, sería protegido (Sof 2:3). ¡Había esperanza!

La tercera y última parte de Sofonías habla precisamente de esa luz al final del camino. Aunque el juicio sería extremo y justo, tenía el fin de purificar a los israelitas para que pudieran servir a Dios e invocar su nombre (Sof 3:9).  Como dice Romanos 10:13: “…Todo aquel que invoque el nombre del Señor será salvo.” Hermana, invocar a Dios es creer que, sin importar la carga de tu pecado, Cristo la ha pagado totalmente en la cruz. Esto no significa que tu vida en Cristo será fácil y que no enfrentarás ninguna prueba o tribulación. Habrá pena y dolor; así es la vida en un mundo caído. Lo importarte es que entendamos y reconozcamos que, en la tristeza y aflicción, se produce algo increíble que nos está preparando para dar el paso hacia la gloria eterna (2 Co 4:17-18). Al final de los tiempos, cuando venga el Día del Señor, estaremos ocultas en Cristo, estaremos ocultas de su ira (Sof 2:3).  

VIVE

1. Basándote en el libro de Sofonías, escribe una lista de adjetivos que describan los eventos del Día del Señor. ¿Qué sentimientos y emociones te producen? 

2. Señala las promesas que menciona Sofonías sobre cómo evitar la ira del Señor. 

3. ¿Cuál es el significado de la salvación de Cristo en tu vida?¿Qué efecto tendrá en la eternidad?

LIDERA

1. ¿Cómo podrías explicarle a alguien que no conoce de Cristo el horror de la ira de Dios en el Día del Señor? ¿Qué versículos de Sofonías pueden ayudarle a entender que puede evitarla?

Salime

Salime

Soy Salime, la fundadora de Reformadas. Soy originaria de la CDMX. Ahí nací. Ahí crecí. Ahí conocí a Cristo. Y de ahi me saco Dios para llevarme a una gran aventura a Su lado. Por su gracia, Dios me ha permitido entender la importancia de conocerlo a través de Su Palabra y es por eso que funde Reformadas. A fin de que tu como yo, lo conozcas y aprendas a atesorar a Cristo a través de La Biblia y que así, juntas compartamos el gran mensaje de esperanza en Él a todas las naciones.

Leave a Reply

Join our Community

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

You have Successfully Subscribed!

SE PARTE DE NUESTRA COMUNIDAD

Únase a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias

You have Successfully Subscribed!