Pregunta: ¿Qué son las llaves del Reino de los cielos?
Respuesta: La predicación del santo Evangelio y la disciplina eclesiástica, con los cuales se abre el Cielo a los fieles y se cierra a los infieles.

Me encanta la organización “The Giving Keys.  Esta instituciónle da trabajo a personas que han perdido su hogar. La historia de cómo empezaron es asombrosa. Caitlin Crosby, la fundadora, quería grabar llaves inservibles y desechadas, con palabras inspiradoras a fin de renovar algo que había sido descartado.  Pero esto era solo un sueño.  Un día, mientras caminaba por las calles, conoció a Rob y Cera, quienes no tenían un lugar paravivir.  Los invitó a cenar y se enteró de que Cera hacía joyería.  Caitlin les pidió que trabajaran con ella.  Comenzaron a grabar y a vender estas viejas llaves ahora renovadas y con palabras inspiradoras. ¡Justo como ella lo imaginaba!  Poco a poco, Roby Cera ahorraron dinero hasta que lograron comprar su propia casa y, con el paso del tiempo, pudieron encontrar otro trabajo.  The Giving Keys tiene muchas historias sobre cómo un trabajo ha abierto las puertas para ayudar a personas sin hogar. ¡Muchos han sido impactados por esta organización! TheGiving Keys” reutiliza llaves, llaves que abren una puerta; una puerta de esperanza. Pero, hermana, hay una puerta que es la más importante de todas: la puerta del Reino de Dios.  ¿Sabes cuál es la llave?  Estudiemos la pregunta 82 del Catecismo de Heidelberg para encontrar la respuesta.  “Yo te daré las llaves del Reino de los cielos; y lo que ates en la Tierra, será atado en los cielos; y lo que desates en la Tierra, será desatado en los cielos“ (Mateo 16:19).

Jesús le dijo estas palabras a Pedro después de que confesara, por la gracia y revelación del Padre, que Jesús es el Hijo del Dios viviente. De hecho, después de la resurrección, vemos a Pedro en acción predicando por primera vez sobre el Evangelio. En el capítulo 2 de Hechos, es su mensaje sobre la salvación de Cristo el que ABRIÓ las puertas del Reino a tres mil judíos. Una vez más, en el capítulo 10, la proclamación del Evangelio quePedro hizo ABRIÓ las puertas del Cielo a los gentiles que estaban en la casa del centurión romano. En ambos casos, tal como lo hizo originalmente con Pedro, el Espíritu Santo usó la predicación de las buenas nuevas para revelar la verdadera identidad, propósito y logro de Jesús en la cruz para abrir las puertas del Reino.  No fue Pedro, sino el mensaje de Pedro revelando a Cristo.

La proclamación del Evangelio, hermana, es de suma importancia. Dios nos ha permitido entrar en su Reino al creer en el Señor Jesucristo.  El Espíritu Santo se movió en nosotras para que, en el momento en el que escucháramos de Él, se nos abriera la puerta al Reino.  Escuchar el Evangelio con fe fue la llave que abrió la puerta y por la gracia de Dios hemos entrado.  Ahora, ¡tú también tienes esta llave! ¿Qué vas a hacer con ella?

Juan Calvino dijo en sus institutos: “Por lo tanto, en la comunión de los santos, nuestros pecados son perdonados continuamente por el ministerio de la iglesia cuando los presbíteros u obispos a quienes se ha confiado este cargo fortalecen las conciencias piadosas por las promesas del Evangelio en la esperanza delperdón.  Esto lo hacen tanto en público como en privado según lo requiera la necesidad.  Para muchos, debido a su debilidad, necesitan consuelo personal”.

Querida hermana, tienes esta llave hoy.  Tu enseñanza y el compartir del Evangelio prometen la esperanza del perdón de pecados por fe en Cristo. Este mensaje debe ser compartido públicamente y en privado con gran urgencia.  ¡Muchos a tu alrededor se están muriendo y yendo al Infierno! Hermana, ¡Dios se complace en usarte para difundir su mensaje de salvación!  Así que, de nuevo te pregunto, ¿qué vas a hacer conesta llave?  ¿Compartirás el Evangelio con la expectativa de que la puerta del Reino sea abierta?  ¿Orarás para que Dios te dé muchas oportunidades de compartir el Evangelio con audacia, claridad y amor?  Y mientras compartes, hermana, yo permanezco en oración para que el Espíritu Santo permita que muchos oídos ensordecidos escuchen y quienes están cegados puedan ver la libertad que la cruz puede traer a sus vidas.

___

A tu lado en oración.

Salime

Salime

Soy Salime, la fundadora de Reformadas. Soy originaria de la CDMX. Ahí nací. Ahí crecí. Ahí conocí a Cristo. Y de ahi me saco Dios para llevarme a una gran aventura a Su lado. Por su gracia, Dios me ha permitido entender la importancia de conocerlo a través de Su Palabra y es por eso que funde Reformadas. A fin de que tu como yo, lo conozcas y aprendas a atesorar a Cristo a través de La Biblia y que así, juntas compartamos el gran mensaje de esperanza en Él a todas las naciones.

Leave a Reply