Pregunta: Luego, ¿no pueden salvarse aquellos que siendo desagradecidos y perseverando en sus pecadosno se convierten a Dios de su maldad?
Respuesta: De ninguna manera, porque, como lo testifican las Sagradas Escrituras, no heredarán el Reino de Dios los fornicarios, los idólatras, los adúlteros, los ladrones, los avaros, los borrachos, los maldicientes (a).
Versículos de apoyo: (a) 1 Corintios 6:9, 10; Efesios 5:5, 6;1 Juan 3:14.

Vivimos en una época en la que todo es rápido y fácil.  Queremos comprar algo, hacemos clic y está en nuestra puerta el mismo día y, si no nos gusta, hacemos clic nuevamente y nos olvidamos de ello.  Moda rápida que cambia la mercancía de las tiendas muchas veces al mes.  Tecnología nueva que hace obsoleta la tecnología del mes pasado.  La aplicación más coolpara nuestro teléfono que hace de la que descargamos hace dos semanas una inutilidad. ¡Vaya, hasta podemos tronar con nuestro novio o novia por un mensajito de texto en unos cuantos segundos! Servicios, contratos, compromisos… ya no son necesarios.  Vivimos en la era de lo instantáneo, fácil, barato ysin compromiso.  Desafortunadamente, este nuevo estilo de vida ha permeado nuestras iglesias, el cristianismo y la forma en que nos relacionamos con Cristo.  Mientras estudiamos la pregunta 86 del Catecismo de Heidelberg, veamos qué dice la Biblia sobre el cristianismo barato que hemos llegado a creer.¡Comencemos!

¿Te gustaría saber lo costoso que es el cristianismo? Fácil: mira la cruz.  En nuestra visión barata de Cristo, imaginamos una cruz blanca, limpia y estéril que no tiene rastro de sufrimiento, de castigo ni de juicio.  Un Cristo guapo que tiene unas gotas de sangre en la frente pero que de ninguna manera está estropeado más allá de la apariencia humana (Is 52:14).  Cuando miramos la cruz con el corazón no comprometido, que quiere lo fácil, comose ve bien en Instagram, no observamos el costo de seguir a Jesús. Hermana, estamos jugando a ser cristianas creyendo que no se necesita mucho para seguir a Cristo. ¡Pensar así es ridículo, vacío y simplemente estúpido! Si el cristianismo fuera un mero juego, ¡Jesús no habría tenido que morir!

Hermana, la Biblia enseña que, para seguir a Cristo, primero debes evaluar el costo y estar dispuesta a abandonar todo. Sí, T-O-D-O. Tienes que estar completamente convencida de que Él lo vale todo.  Jesús te llama a pensar, razonar y comprender que seguirlo te costará absolutamente todo. Sin embargo, no es una simple esperanza de “ojalá y valga la pena un salto de fe al vacío oscuro”.  Es saber profundamente que, porque Jesús es quien dice ser, es decir, Dios, Salvador y Rey, y porque tú eres quien Él dice que eres, una triste pecadora que no puede salvarse a sí misma, Jesús es tu única oportunidad, tu único mediador, tu única forma de reparar esa relación rota que tienes con Dios todopoderoso. Es saber que, debido a que Él es quien es, todas las garantías y las promesas que nos da en su Palabra son verdaderas y, en consecuencia, dejar todo para seguirlo es simplemente comprender que nada es tan valioso como el tesoro que tenemos en Cristo.

Una vez que Dios te da la gracia para tener esta fe, hermana, toda tu vida cambia. De repente, tus ojos ven que lo que dejaste ir no es nada en comparación con seguir, conocer y atesorar a Cristo.  Tu vida cambia, tu corazón se transforma y tu apetito por el pecado se desvanece.  Te encuentras con ganas de escucharlo y de estar con Él y de seguirlo, no porque alguien te lo imponga, sino porque lo más profundo de tu ser lo anhela.  Amedida que Él se vuelve cada vez más precioso y magnífico en tu mirar, también encuentras gozo porque estás viviendo para lo que fuiste creada, es decir, glorificar y disfrutar a Dios.

Un cristiano, hermana, ya no hace del pecado una forma de vida porque Cristo le da un nuevo corazón; uno que aprecia a Dios por lo que es: deseable, bueno y digno.  Debido a este cambio radical, cuando fallas y pecas, te arrepientes rápidamente.  Estás tan cautivada, tan asombrada y tan inspirada por Cristo, que lucharás contra todos los ídolos, contra todo pecado y contra cualquier cosa que se interponga en el camino de tu relación con Cristo porque no puedes ver una vida sin Él.  El arrepentimiento y el agradecimiento se convierten en una respuesta natural, de esta manera, Cristo se convierte en tu todo.

Querida hermana, Cristo requiere un compromiso para seguirlo.  Él requiere que abandones todo.  Pero, no debes espantarte, no te deja con las manos vacías.  Él le cambia tu todo que no tiene valor, pues es nada, y te da su todo.  Pierdes todo lo que no tiene valor alguno para ganar todo lo que tiene valor eterno.

Hermana, finalizamos este estudio, pero antes quiero preguntarle, ¿estás siguiendo ese cristianismo no comprometido, no bíblico y barato que no salva?  ¿O vas a dejar tu nada para ganar su todo y seguir a Cristo de todo corazón?  Que estaúltima opción sea tu realidad y que encuentres ese tesoro invaluable que por fe has ganado en Cristo.

____
Cautivada por Cristo.

 

 

Salime

Salime

Soy Salime, la fundadora de Reformadas. Soy originaria de la CDMX. Ahí nací. Ahí crecí. Ahí conocí a Cristo. Y de ahi me saco Dios para llevarme a una gran aventura a Su lado. Por su gracia, Dios me ha permitido entender la importancia de conocerlo a través de Su Palabra y es por eso que funde Reformadas. A fin de que tu como yo, lo conozcas y aprendas a atesorar a Cristo a través de La Biblia y que así, juntas compartamos el gran mensaje de esperanza en Él a todas las naciones.

Leave a Reply