Pregunta: ¿No es lícito hacer ninguna imagen? 
Respuesta: Ni podemos, ni debemos representar a Dios de ninguna manera (a), y aun en el caso de que fuese lícito representar a las criaturas, Dios prohíbe hacer o poseer algunaimagen destinada a ser adorada o empleada en su servicio (b)
Versículos de apoyo: (a) Isaías 40:25. (b) Éxodo 23:24, 34:13, 17; Números 33:52.

La mayoría de los días tenemos dificultades para confiar en Dios.  Lo vemos con el lente de nuestras circunstancias en lugar de ver nuestras circunstancias a través de la lente de Dios.Oramos para que la situación sea diferente y le prometemos quesi cambia lo que está sucediendo, haremos algo por Él. Sin darnos cuenta, hermana, estamos tratando de manipular a Dios. Él no cae en ese juego, sin embargo, nos ama lo suficiente como para darnos un sutil “no”. Estudiemos la pregunta 96 del Catecismo de Heidelberg y aprendamos por qué.

En el mundo antiguo abundaba la superstición.  La magia, la brujería y la religión siempre iban de la mano.  Se hacían encantamientos y adivinaciones para controlar los poderes del dios adorado. El dios de la lluvia era adorado con el fin de podertener mejores cosechas al traer lluvia. La diosa de la fertilidad era adorada con el objetivo de que una mujer pudiera tener un hijo.  La gente se acercaba a los sacerdotes de cada divinidad  buscando que hicieran conjuros y sacrificios para que operaran de acuerdo a sus deseos y voluntades.  Para que eso sucediera, la gente debía tener una imagen específica a la que acudir; una imagen específica para adorar y manipular.

Encontramos estas creencias supersticiosas en la vida de Raquelcuando roba los terafines o ídolos de Labán (Gn 31:32). Aunque la Biblia no explica por qué lo hizo, podemos pensar que, tal vez, tenía miedo de irse de su casa y los tomó como amuletos de la buena suerte. Encontramos otro ejemplo en Jueces 17-18,donde Miqueas (no el profeta) hizo ídolos. Miqueas fue contratado como sacerdote personal, cuando la gente de Dan le preguntó algo, él les dijo que fueran en paz, esto solo para terminar destruyendo a un pueblo. Por último, vemos que Mical, la esposa del rey David, tenía un ídolo de tamaño real en su casa (1 S 19). Nuevamente, no se nos da mucha explicación, pero puede ser que ella tuviera prácticas paganas y supersticiosas para tratar de manipular a los dioses a fin de cambiar sus circunstancias. Por supuesto que Dios no funciona así, la pregunta es, ¿por qué?

Hermana, si algo debe quedarnos claro es que Dios no puede ser manipulado.  Él quiere que lo conozcamos y confiemos en Él a través de su Palabra.  Tanto es así que el Verbo (logos, palabra) se hizo carne (Jn 1:14). Dios se encarnó en Jesús y así nos permite conocerlo.  Si queremos tener una visión de Dios, solo necesitamos “verlo” en la Biblia.  Esta es la razón por la cual conocer y ver a Dios tal como se ha revelado en la Biblia es tan importante para nosotras.

Dios es bueno.  Él quiere que lo conozcamos, pero no será manipulado ni contenido en una imagen.  Es demasiado grande, majestuoso y poderoso.  Él tiene el control.  Él sabe lo que está haciendo y logrando incluso en las circunstancias difíciles de tu vida.  Nada se le escapa.  Él ve cada detalle, incluso cada cabello en tu cabeza (Mt 10:31).  Cuando vemos, escuchamos y experimentamos a Dios por medio de su Palabra al permanecer en Cristo, obtenemos la fuerza para caminar por fe y no por vista (2 Co 5:7). Cuando estamos conscientes  y firmes en esta verdad, hermana, aprendemos a ver las circunstancias a través del lente de Dios en lugar de ver a Dios con la lente de nuestras circunstancias.  Solo cuando dejemos de tratar de manipularlo y comencemos a confiar en lo que dice en su Palabra porque sabemos quién es Él, veremos lo que está haciendo en nosotras y cómo está cumpliendo su propósito en nuestras vidas.  

Así que, querida hermana, terminamos esta enseñanza y quiero preguntarte algo para reflexionar con Dios. ¿Estás permitiendo que tus circunstancias te digan quién es Dios y, en consecuencia, estás tratando de manipularlo en tus oraciones?, ¿o estásviviendo tus circunstancias pacientemente, en oración, viéndolas a través de la lente de Dios y sabiendo que Él está obrando algo bueno en tu vida, incluso si por un momento pueda ser doloroso?

___
En quietud.  
reformadas.com

Salime

Salime

Soy Salime, la fundadora de Reformadas. Soy originaria de la CDMX. Ahí nací. Ahí crecí. Ahí conocí a Cristo. Y de ahi me saco Dios para llevarme a una gran aventura a Su lado. Por su gracia, Dios me ha permitido entender la importancia de conocerlo a través de Su Palabra y es por eso que funde Reformadas. A fin de que tu como yo, lo conozcas y aprendas a atesorar a Cristo a través de La Biblia y que así, juntas compartamos el gran mensaje de esperanza en Él a todas las naciones.

Leave a Reply